logo-temas-de-salud
Temas de salud
Alergias Tratamientos capilares Diabetes Salud bucodental Tratamientos fertilidad enfermedades de los ojos

Alergias, Síntomas, Diagnósticos, Tratamientos, Tipos de alergia, Causas, Consejos, Remedios…

Una alergia es una sensibilidad anormal a una sustancia que produce una reacción adversa que desencadena en el organismo una respuesta inmunitaria, esta se produce porque el sistema inmunitario no reconoce la sustancia causante de la alergia (también llamada antígeno). La respuesta inmunitaria nos remite a una función del sistema de defensa natural del organismo

Es importante conocer la diferencia entre una alergia y una intolerancia o una sensibilidad química, ya que el tratamiento suele ser radicalmente distinto. La diferencia entre estas dos categorías puede parecer leve, pero no lo es. Si usted es alérgico y no lo sabe, quizá siga todos los tratamientos aplicables a las intolerancias y sensibilidad química; y aunque mejore, incluso notablemente, seguirá siendo tan alérgico como al principio. Aunque haya reforzado la zona que suele verse afectada por la reacción, eso no le hace menos alérgico, aunque sí menos propenso a una reacción en esa zona. Las personas alérgicas o atópicas suelen observar que, con el tiempo, aumentan las zonas de su cuerpo que son propensas a la reacción.

Diagnóstico:

El diagnóstico lo realiza exclusivamente el médico y se basa principalmente en los siguientes medios: interrogatorio (sobre síntomas, costumbres, alimentación, medicación, hábitat familiar y laboral), exploración y realización de las pruebas que determine.

Anamnesis o Historia Clínica:

En la mayor parte de los casos existe una correlación directa entre los síntomas y la exposición ambiental a los pólenes.

Frotis nasal o bucofaríngeo:

Se obtiene una muestra de exudado (nasal o bucofaríngeo) y, ya en el laboratorio y mediante la tinción con distintas técnicas, se identifican las células epiteliales, hemáticas (neutrófilos, mastocitos, linfocitos, basófilos y eosinófilos) y otros posibles elementos que pueden aparecer como pólenes, bacterias y esporas micóticas. Este tipo de pruebas es muy determinante y tiene como importante factor añadido la rapidez y el bajo coste económico de la prueba.

Exámen Sanguineo:

En los exámenes de sangre se analiza la determinación de unas inmunoglobulinas, en especial IgE (inmunoglobulina específica), teniendo esta prueba una importancia similar a las pruebas dérmicas que también se realizan. Tiene como ventaja añadida que una sola muestra permite la realización de varias pruebas, emplean menos tiempo que las pruebas cutáneas y es un método objetivo de análisis plenamente automatizado, por lo que no influye la subjetividad del clínico. Cuando no se puede recurrir a las pruebas dérmicas (por lesiones de piel, tratarse de niños o en caso de riesgo de shock) es la prueba más idónea.

Un nivel muy alto de estos anticuerpos frente a alérgenos en la sangre mostrará la existencia de reacción alérgica. En cualquier caso, siempre hay que tener en cuenta que tanto esta prueba como los exámenes de piel pueden dar falsos positivos o negativos, por lo que el facultativo (con todos los datos y pruebas) valorará todos los aspectos para determinar un certero diagnóstico.

Exámenes de la piel:

Este tipo de pruebas (hay varias) es de una elevada seguridad y obtiene, mediante el contacto de la piel del paciente con una solución que contiene distintos alergenos, la posible reacción de los anticuerpos IgE frente a esa posible agresión. El especialista alergólogo dispone en la actualidad de una serie de alergenos, producidos por laboratorios especializados, que le permitirán detectar y determinar de forma rápida y eficaz el origen y diagnóstico de la enfermedad alérgica.
Utilizando esas soluciones de alérgenos purificados, los pondrá en contacto con la piel (epidermis o en la dermis) a través de microinyecciones subcutáneas o con leves arañazos practicados con una lanceta (escarificación). Si se manifiesta una reacción alérgica, en unos 10 ó 15 minutos, será simplemente un habón o pequeño enrojecimiento. De la historia clínica del paciente y el interrogatorio efectuado, dependerá el tipo de alérgenos seleccionado por el especialista aunque, generalmente, se emplean ácaros, pólenes, animales (pelos, plumas, etc.) y hongos.

Diagnostico alergias

Se realizan también, aunque menos frecuentemente, distintos tipos de pruebas complementarias: las pruebas funcionales respiratorias si se padece de asma, las pruebas de provocación específica con alergeno (conjuntival, nasal o bronquial), rinomanometría (una prueba de función nasal), examen radiológico y más rara vez incluso biopsia.

Una vez determinados los alérgenos causantes de la alergia llega el momento de la elección e instauración del tratamiento específico por parte del profesional sanitario. La elección será tratar la sintomatología (con antihistamínicos y/o cortisonas) o bien iniciar una terapia de desensibilización específica (inmunoterapia) con aplicación subcutánea, intranasal o intrabucal de una vacuna que conseguirá un máximo beneficio como preventivo de nuestra alergia.

Vinos cava Cavas y Vinos
Taladros Taladros
Deportes aereos Deportes aéreos
Deportes acuaticos Deportes acuáticos
deportes invierno Deportes de invierno
cocheshidrogeno Coches H
fosil Fósiles
Apositos Apositos
GreatestHits GreatestHits
vehiculoelectrico Vehículo eléctrico
Site Map - Temas de Salud Site Map - Temas de Salud
Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios
* La información médica y terapéutica, ofrecida en esta Web, no puede sustituir el consejo de un médico o de otro profesional de la salud.
Contacte con nosotros | Incio |
Copyright © 2009 Tipos de diabetes. All Rights Reserved.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información