logo-temas-de-salud
Temas de salud
Alergias Tratamientos capilares Diabetes Salud bucodental Tratamientos fertilidad enfermedades de los ojos

Tratamiento cabello - La caspa

Dos de cada diez personas sufren uno de los trastornos capilares que más afectan a la estética: la caspa. En invierno este problema se agrava, pero con los cuidados y productos apropiados puedes mantenerla a raya

En el proceso de renovación de nuestra piel, las  nuevas  células  del cuero   cabelludo   ocupan el lugar de las antiguas antes de lo previsto, lo que les impide impregnarse de la queratina que las tiene que proteger.  En consecuencia, aparece la caspa, una descamación anormal y excesiva del cuero cabelludo que provoca la aparición de pequeñas láminas blanquecinas que nacen en la raíz del pelo. Éstas, al desprenderse, se quedan atrapadas en el cabello.

Tipos de caspa

Existen dos tipos de caspa (denominada técnicamente pitiriasis): la caspa seca -la más frecuente-; y la caspa grasa, que aparece en forma de escamas más espesas y englobadas con sebo.

La caspa seca produce una descamación seca y blanca, e incluso puede generar algún tipo de picor; suele estar más asociada a personas con el pelo seco. En el caso de la caspa grasa el cabello presenta un aspecto aceitoso y brillante, pero no tiene nada que ver con la falta de higiene, un error muy extendido en la sociedad.

Factores desencadenantes

Su causa principal es genética, pero existen factores desencadenantes que la provocan en personas dispuestas a padecer caspa. Estos factores pueden ser de dos tipos: climáticos, cuando cambia la estación, normalmente en otoño y en primavera, y psicológicos, como por ejemplo el estrés. Además, la caspa puede presentarse como consecuencia de otras enfermedades.

Tipos de caspa

Cómo combatirla

Este trastorno no se resuelve definitivamente, pero se puede controlar mediante el tratamiento adecuado. En la farmacia puedes adquirir diferente champús anticaspa, que incorporan sustancias específicas como el piritionato de zinc, la piroctona olamina, el disulfuro de selenio y plantas medicinales como la capuchina. debes lavarte el pelo con champú específico con frecuencia, alternando con otro de uso diario si acostumbras a lavártelo cada día. Consulta con tu farmacéutico el tratamiento más adecuado según tu caso. Al aplicarte el champú, recuerda masajear el cuero cabelludo suavemente con las yemas de los dedos. Así conseguirás despegar la caspa

 

Recuerda:
La caspa suele presentarse sobre todo durante la pubertad, etapa en la que se alteran muchas actividades de la piel.
Este trastorno alcanza su punto máximo entre los 30 y los 40 años de edad.
Se complica en estados de estrés.
Por sus síntomas puede confundirse con otras patologías, como la dermatitis seborreica o la psoriasis.

Si tienes predisposición a tener caspa debes evitar alimentos estimulantes como el café, refrescos con cafeína o el chocolate, porque algunos expertos aseguran que pueden agravar el problema o incluso causarlo

La caspa común no se contagia pero sí se pueden contagiar algunos hongos que la provocan, por eso no debes compartir los cepillos ni los peines.

Los apósitos son materiales terapéuticos que se aplican sobre una lesión, permiten aislar, proteger y optimizar el proceso de cicatrización. Al estar en contacto con la herida, se requiere que tengan una serie de cualidades de protección de la misma ante lesiones y ante la infección.

Vinos cava Cavas y Vinos
Taladros Taladros
Deportes aereos Deportes aéreos
Deportes acuaticos Deportes acuáticos
deportes invierno Deportes de invierno
cocheshidrogeno Coches H
fosil Fósiles
Apositos Apositos
GreatestHits GreatestHits
vehiculoelectrico Vehículo eléctrico
Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios
* La información médica y terapéutica, ofrecida en esta Web, no puede sustituir el consejo de un médico o de otro profesional de la salud.
Contacte con nosotros | Incio |
Copyright © 2009 Tipos de diabetes. All Rights Reserved.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información